🤤🍅 Una salsa de tomate increíblemente sabrosa que tienes que probar

Todos conocemos el kétchup, esa salsa de tomate frito que usábamos para casi cualquier comida cuando éramos pequeños, pero ¿realmente se trata de una verdadera salsa de tomate? En este artículo te damos las claves para conseguir una salsa de tomate increíblemente sabrosa

Lo primero es saber que existen diferentes formas de presentación y de preparación de la salsa de tomate, desde la clásica salsa de tomate, hasta el puré de tomate, la pasta de tomate o, la salsa de tomate frito. Agrupalmería te da a conocer las diferencias entre todas ellas.

Diferencias entre salsas de tomate

La salsa de tomate natural es una de las más utilizadas en cocina. Hecha a base de tomates pelados, cocidos y sin semillas, esta salsa tiene un sabor suave y a menudo contiene otros ingredientes como azúcar, sal, especias o hierbas aromáticas. Casi siempre se presenta en botes lista para consumir.

Por otro lado, el puré de tomate, que se caracteriza por su sabor suave. No está concentrado y se suele utilizar como base para muchas preparaciones.

La pasta de tomate, utilizada comúnmente como base para preparar salsa y puré de tomate, tiene un largo proceso de cocción y está muy concentrada. Se cocina varias veces hasta eliminar todo el líquido.

Por último, la salsa de tomate frito se diferencia de todas las anteriores en ser la única cuyo proceso de preparación consiste en freír el tomate y no en triturarlo o cocerlo. El tomate se fríe en aceite de oliva, añadiendo ajo, cebolla y sal.

Teniendo en cuenta todas estas diferencias entre salsas de tomate y sabiendo distinguir, ahora sí, tienes que saber cómo se prepara una salsa de tomate en condiciones, ¡probablemente la mejor salsa que puedas probar!

La mejor salsa de tomate es casera y sin aditivos

Esta es la mejor receta de salsa de tomate que puedes probar para dos pequeñas raciones y que podrás usar en infinidad de platos:

Ingredientes para conseguir la mejor salsa de tomate:

600 gr. de tomates tipo pera maduros

1/2 cebolla grande o 1 pequeña

2 dientes de ajo

Sal

Pimienta negra

Orégano (o cualquier hierba aromática o mezcla de varias)

AOVE (aceite de oliva virgen extra)

Elaboración

    • Lavamos los tomates y hacemos una cruz con un cuchillo en la parte superior de cada uno.
    • Los escalfamos en agua hirviendo unos minutos o, como hemos hecho nosotros, al microondas, tapándolos con papel film y calentado a máxima potencia 2-4 minutos (dependiendo del tipo de tomate y madurez) haciendo tandas de 1 minuto.
    • Dejamos templar los tomates y les quitamos la piel, que saldrá con facilidad.
    • Picamos una cebolla y dos dientes de ajo.
    • Sofreímos la cebolla y el ajo con aceite de oliva virgen extra a fuego bajo, hasta que la cebolla esté pochada. Si queremos añadir alguna otra verdura troceada ahora es el momento.
    • Cuando la cebolla esté transparente, añadimos los tomates troceados.
    • Salpimentamos y añadimos las hierbas aromáticas frescas o secas.
    • Rehogamos -a fuego bajo durante todo el proceso- unos 40 minutos, removiendo de vez en cuando.
    • Pasamos el sofrito a una batidora o robot de cocina y trituramos a máxima potencia.
    • Volvemos a poner la salsa en la sartén y cocinamos 5 minutos más.
    • Rectificamos de sal, y solo en caso de que quede muy ácida, añadimos una pizca de azúcar.
    • Opcionalmente y para que quede aún más fina podemos pasarla por un colador chino.
    • Pasamos la salsa a unos tarros de cristal y cuando se enfríe la guardamos en el frigorífico.

Si quieres saber más sobre la receta de salsa de tomate más sabrosa sigue este link

Está claro que tanto el propio kétchup como buena parte de las salsas de tomate frito que compramos en los supermercados, tienen una gran cantidad de azúcar, así como otro tipo de aditivos y conservantes innecesarios en nuestra dieta. Por ello, desde Agrupalmería siempre recomendamos consumir salsa de tomate elaborada en casa, de forma natural, evitando así comer productos excesivamente procesados o con ingredientes poco saludables.

El mejor tomate para elaborar tu propia salsa de tomate casera lo tenemos en Agrupalmería, compruébalo por ti mismo.

𝐋𝐚 ‘𝐜𝐥𝐚𝐯𝐞’ 𝐩𝐚𝐫𝐚 𝐜𝐨𝐧𝐬𝐞𝐫𝐯𝐚𝐫 𝐞𝐥 𝐭𝐨𝐦𝐚𝐭𝐞 𝐧𝐚𝐭𝐮𝐫𝐚𝐥 𝐝𝐞 𝐥𝐚 𝐦𝐞𝐣𝐨𝐫 𝐟𝐨𝐫𝐦𝐚 🍅

Hay una duda existencial entre los consumidores de tomates. ¿De qué forma pueden conservarse mejor cuando los compramos frescos?
A veces, por inercia, los introducimos en la nevera desde el principio, pero, ¡no siempre es la mejor solución!

𝗘𝗹 𝘁𝗼𝗺𝗮𝘁𝗲 𝗲𝘀 𝘂𝗻 𝘀𝘂𝗽𝗲𝗿𝗮𝗹𝗶𝗺𝗲𝗻𝘁𝗼 💪🏼 de características envidiables que benefician nuestra salud y, al igual que otros productos frescos, el período de tiempo para consumirlo en su mejor estado y conservando todas sus propiedades, no es muy extenso, dependiendo siempre de la tipología.

Antes de preguntarnos cuál es la mejor forma de conservar los tomates, debemos tener en cuenta algunos aspectos:

–  En Agrupalmería podemos encontrar tomates a la venta de nuestros agricultores durante todo el año, aunque hay épocas como ya entrada bien la primavera o la veraniega poco favorables para la conservación de los alimentos frescos debido a las altas temperaturas.

– Otro aspecto fundamental son las bajas temperaturas de la nevera, que pueden afectar considerablemente las propiedades del tomate.

– Por último, y a tener muy en cuenta, el tomate es una hortaliza climatérica, es decir, sigue madurando después de su recolección, por lo que nunca se puede descuidar.

Teniendo en cuenta todo esto, ¿𝗾𝘂𝗲́ 𝗼𝗽𝗰𝗶𝗼́𝗻 𝗲𝘀 𝗺𝗲𝗷𝗼𝗿 𝗽𝗮𝗿𝗮 𝗰𝗼𝗻𝘀𝗲𝗿𝘃𝗮𝗿 𝗲𝗹 𝘁𝗼𝗺𝗮𝘁𝗲?

En Agrupalmería tenemos ‘la clave’ 𝗽𝗮𝗿𝗮 conservar el tomate natural de la mejor forma y durante más tiempo

¿𝗘𝗹 𝘁𝗼𝗺𝗮𝘁𝗲 𝗻𝗮𝘁𝘂𝗿𝗮𝗹 𝗱𝗲𝗯𝗲 𝗲𝘀𝘁𝗮𝗿 𝗮 𝘁𝗲𝗺𝗽𝗲𝗿𝗮𝘁𝘂𝗿𝗮 𝗮𝗺𝗯𝗶𝗲𝗻𝘁𝗲 en un lugar fresco, seco y ventilado, 𝗼 𝗱𝗲𝗻𝘁𝗿𝗼 𝗱𝗲𝗹 𝗳𝗿𝗶𝗴𝗼𝗿𝗶́𝗳𝗶𝗰𝗼?

La respuesta es que depende de la variedad de tomate y de la estación. Por ejemplo, el tomate asurcado normalmente alcanza su punto óptimo fuera de la nevera, al natural, y sólo si ha pasado de este punto se suele introducir en la nevera si no ha dado tiempo a consumirlo. En cambio, lo más apropiado para el mejor tomate raf de Almería es mantenerlo al natural, con sus propiedades intactas. ¿Has probado el raf de Agrupalmería? 🤤

Otras variedades de tomate que no están orientadas para el consumo al natural, como podría ser el tomate pera o el tomate rama, si se van a consumir cocinadas o ya han sido troceadas, se recomienda conservarlas en frío.

👉🏼 La clave que te damos en Agrupalmería para conservar el tomate de la mejor forma, es que siempre priorices lo natural, ya que conservarás mejor las propiedades del tomate. Conseguir el mejor tomate de Almería es muy sencillo, contacta con nosotros.
Puedes ver toda nuestra actualidad también en LinkedIN de Agrupalmería.

Aɢʀᴜᴘᴀᴄᴀɴ̃ᴀᴅᴀ ᴅᴇ Aʟᴍᴇʀɪᴀ S.L.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Infórmate de las últimas novedades en nuestra producción



    Agrupacañada de Almería S.L

    Carretera Níjar La Cañada km 5,200 04120 Almería

    GLOBAL G.A.P.

    GGN: 4063061770240

    000 - SELLO ENTIDAD ADAPTADA
    Contacta con nosotros
    Llámanos

    623 39 03 10

    O si lo prefieres envíanos un correo a administracion@agrupalmeria.com

    Agrupalmería © 2022 Todos los derechos reservados

    Add to cart