¿Un fertilizante secreto?

Investigadores de la Universidad de Almería consiguen un biofertilizante a través de los desechos de la tomatera.

Es el fertilizante perfecto: Reduce el consumo de agua en cada planta, mejora la fertilidad del suelo, es menos costoso y menos contaminante.

 

El fertilizante perfecto que mejora la producción de los cultivos y reduce costes ha sido desarrollado por un equipo de investigación de la Universidad de Almería. Lo han conseguido mediante los desechos de la planta del tomate creando así un biofertilizante más barato y sostenible que los tradicionales.

La clave para conseguir el fertilizante perfecto

Como definen los expertos, los abonos orgánicos son sustancias que están constituidas por desechos de origen animal, vegetal o mixto que se añaden al suelo con el objeto de mejorar sus características físicas, biológicas y químicas. Estos pueden consistir en residuos de cultivos dejados en el campo después de la cosecha, cultivos para abonos en verde (principalmente leguminosas fijadoras de nitrógeno), restos orgánicos de la explotación agropecuaria (estiércol, purín) y restos orgánicos del procesamiento de productos agrícolas, entre otros.

Esta serie de materiales nutritivos consiguen mejorar la estructura del suelo y la formación de agregados, permitiendo una mayor retención de agua, así como el intercambio de gases y nutrientes a nivel de las raíces de las plantas.

La clave para conseguir el fertilizante perfecto está en un tratamiento térmico que se aplica a los restos de cultivo del año anterior, que habitualmente se descartan en centros de gestión de residuos. Este proceso también consigue reducir el consumo de agua que realiza cada planta y además mejora la fertilidad del suelo.


Un fertilizante totalmente ecológico

El problema habitual que presentan los fertilizantes tradicionales es la degradación de los suelos agrícolas, los malos olores y la contaminación de acuíferos, algo que se podría reducir en gran medida sustituyéndolos directamente por la llamada ‘enmienda orgánica’, elaborada con restos de tomateras.

Este biofertilizante es totalmente ecológico y obtiene los mismos resultados que los abonos industriales a la vez que resulta menos contaminante. Además, puede emplearse cada siete meses, coincidiendo con los periodos de cultivo habituales de la agricultura almeriense.

Más noticias de actualidad

 

La NASA lo afirma: El Ejido es la zona que más frena el cambio climático

Un satélite del observatorio de la NASA ha dedicado unas imágenes que afirman que El Ejido es la zona que más frena el cambio climático

La web oficial del observatorio de la NASA ha dedicado unas imágenes acompañadas de un artículo y un tweet en su cuenta oficial, donde se ha sorprendido de cómo una región tan seca como Almería ha llegado a ser, gracias al acceso de aguas subterráneas y a la abundancia de sol, la mayor exportadora de tomate y el centro de la agricultura en invernaderos a nivel europeo.

El Campo de Dalías y los alrededores de El Ejido han protagonizado las imágenes captadas por el satélite de la NASA el pasado 24 de mayo, las cuales han mostrado uno de los lugares con mayor concentración de cultivos bajo plástico del mundo; el mar de invernaderos que cubre la tierra de Almería. El uso de este tipo de cultivos se extendió rápidamente entre los años 50 y 60 y las últimas estimaciones han apuntado que los invernaderos de Almería ahora cubren más de 40.000 hectáreas.

¿Por qué los invernaderos frenan el cambio climático?

El motivo por el que los cultivos bajo plástico han frenado el cambio climático se debe principalmente a que los invernaderos cubren tanta área que probablemente han causado un efecto de enfriamiento localizado porque los techos blancos reflejan una cantidad sustancial de luz solar.

Según las observaciones de los sensores del espectrorradiómetro de imágenes de resolución moderada (MODIS) en los satélites Aqua y Terra de la NASA, los investigadores de la Universidad de Almería calcularon que el albedo de la superficie de Almería aumentó en casi un 10 por ciento entre 1983 y 2006 debido a la alta reflectividad de los invernaderos. Han concluido que esto probablemente contribuyó a un efecto de enfriamiento de 0,3 °C por década en Almería en comparación con un aumento de 0,5 °C por década en la región.

Otros factores de éxito

Es importante destacar otras innovaciones que se han ido incorporando con los años en la comarca como el riego por goteo, el uso de suelo artificial y la hidroponía que han impulsado el rendimiento de los cultivos. Según algunas estimaciones, los invernaderos de Almería ahora producen entre 2,5 millones y 3,5 millones de toneladas de frutas y verduras por año; lo suficiente como para convertirlos en una fuente importante de tomates, pimientos, pepinos y melones fuera de temporada para personas de toda Europa.

 

Las imágenes fueron recogidas por el Observatorio Earth de la NASA, por Lauren Dauphin, utilizando datos Landsat del Servicio Geológico de EE. UU .

 

Ver el artículo completo de NASA Earth Observatory

Ver el tweet de la NASA

Ver más actualidad

 

Tomate Raf, el mejor tomate del mundo

Un tomate inolvidable e incomparable que sólo se puede cultivar en Almería, lo que hacen de él un manjar de sabor exquisito y único en el mercado. El mejor tomate del mundo.

 

Si existe un tomate con un legado impresionante y unas condiciones verdaderamente únicas en Agrupalmería, sin duda ese es el Tomate RAF. Es una variedad tradicional de tomate asurcado exclusivo en Almería, que se cultivaba en terrenos fértiles de las vegas desde hace muchos años, donde las condiciones de los suelos, pobres en nutrientes, no permitían desarrollar otro cultivo.

Tomate Raf, un producto ‘gourmet’

El tomate RAF de Agrupalmería tiene una morfología irregular, con profundos surcos marcados en su piel que lo caracterizan y definen como un producto ‘gourmet’. Los surcos de este fruto van desde fuera hacia dentro, dándole una forma ovalada y achatada por los extremos. Su color verde intenso con pintas negras en la parte superior le dan una apariencia peculiar y poco común dentro de las variedades del tomate más comunes.

Sabor igual a calidad

El tomate RAF no se diferencia únicamente por su morfología, sino que su verdadero secreto es el sabor. Un sabor exquisito, que no tiene comparación, y que se debe a lo que se encuentra en su interior, la pulpa, con una coloración rosácea, de textura compacta muy firme y jugosa. Es consistente y tiene un alto contenido de azúcares y de acidez. No existe tomate en el mundo con un sabor similar al RAF de Agrupalmería. Pero, ¿cómo surgió esta variedad de tomate tan especial? Te lo contamos.

El origen del mejor tomate del mundo, el RAF

El tomate RAF nació a finales de los años 60, cuando los agricultores de Almería buscaban una solución eficaz a los problemas de infecciones por hongos que sufrían los tomates especialmente, sobre todo el tipo Fusarium, que impedía la adaptación de variedades de tomate más tradicionales a la tierra y a su cultivo.

Una casa de semillas francesa consiguió desarrollar en aquellos años una variedad de tomate que era resistente al hongo Fusarium, a través de una selección de tomates tradicionales cultivados al aire libre. De hecho, un grupo de campesinos franceses la habían empleado para reponerse de una terrible plaga que acabó con los viñedos de la zona.

El porqué de su nombre

La propia historia de su origen es la que da su nombre a este fruto. Sus siglas significan Resistente a Fusarium (RAF). Aunque a día de hoy son su sabor y su aspecto las características que mejor definen a este tomate, en su día fue su capacidad de supervivencia lo que definió su identidad, una identidad que no se entendería sin Almería, su tierra de cultivo por excelencia. Zonas como La Cañada, El Alquián y Níjar, en Almería, reúnen todos los condicionantes principales para poder desarrollar el cultivo del RAF, que no son otras que el número de días de sol al año, los suelos y unas aguas propicias para su cultivo.

El cultivo del tomate RAF comenzó a llevarse a cabo en la calle o, incluso, en mallas, pero desde que aparecieron los invernaderos y se empezó a cultivar frutas y hortalizas en ellos, el RAF también se acomodó a este tipo de agricultura, en las mismas condiciones y pudiendo alargar más su ciclo de cultivo.

La historia de Agrupalmería no podría entenderse sin el tomate RAF, sin duda su variedad estrella. Más de 30 años en la venta de RAF, con una calidad superior en el mercado, nos avalan. En Agrupalmería apostamos por una calidad basada en que no hay mejor fruto que el que se obtiene de forma tradicional y natural, y, gracias a esos valores, se obtiene el mejor tomate RAF, auténtico manjar para los paladares más exigentes.

Agrupalmería te lleva el mejor tomate RAF a tu mesa, gracias al esfuerzo de nuestros agricultores y a nuestro trabajo de selección, sin el que no sería posible conseguir un producto de categoría ‘gourmet’.

 

 

Suscríbete a nuestra Newsletter

Infórmate de las últimas novedades en nuestra producción


    Protección de datos personales
    Utilizaremos sus datos para enviar el boletín informativo. Para más información sobre el tratamiento y sus
    derechos, consulte la política de privacidad

    Agrupacañada de Almería S.L

    Carretera Níjar La Cañada km 5,200 04120 Almería

    GLOBALG.A.P.

    GGN: 4063061770240

    000 - SELLO ENTIDAD ADAPTADA
    Contacta con nosotros
    Llámanos

    623 39 03 10

    O si lo prefieres envíanos un correo a administracion@agrupalmeria.com

    es_ES
    Add to cart
    ×